Supongo que habrás leído ya mi breve historia sobre como llegue a la bolsa. Si no es así, te invito a que la leas aquí: Presentación.
Hoy casualmente me ha llegado la información fiscal de renta 4, de las inversiones las tonterías que hice. Estoy bastante contento de haberlo recibido, en parte para poder terminar por fin la declaración de la renta, y por otra parte para poder enseñarte como hice el capullo.
Por fin puedo hablar con número exactos, y no con recuerdos.
Creo que la mejor forma de demostrar algo a alguien, es enseñarle como lo haces. De nada vale que yo te escriba a ti que huyas de los chicharros, si no te demuestro porque pienso yo así de ellos. De poco sirve que te diga que es posible llegar a la independencia financiera, si no te enseño como lo voy a hacer yo.
A la mayoría de las personas las aterra hablar del dinero, aunque es algo que nos va a acompañar durante toda nuestra vida. Cuando una persona invierte y tiene ganancias, de golpe se convierte en un experto en ese tema. ¿Cómo lo has hecho? -Nada, es muy complicado. Hay que saber mucho de este tema.
A menudo, gran parte de esas mismas personas, han tenido ganancias simplemente por azar. Su complicación únicamente residía en haber tenido dinero para invertir, y su sabiduría del tema no excede mas allá que la simple recomendación de otro que tampoco tiene ni idea, o algo que ha oído por ahí.
Las cosas cambian y mucho, cuando hablamos de inversiones fallidas… Si, aquellas en las que hemos perdido dinero. A pocas personas he oído decir que han invertido dinero y han perdido X cantidad. Normalmente suele ser: «Si bueno, la inversión no salió como esperábamos, pero tampoco pasa nada porque ahora ……….»
¿Porque ahora qué? Has perdido dinero, reconocelo, no pasa nada. ¿Alguien conoce alguna persona rica que no haya perdido un céntimos nunca?

Para mi, lo fácil seria no enseñarte cuanto dinero he perdido para llegar aquí, de todas formas, no tienes forma de averiguarlo. Eso sería engañarte. Si yo te enseño únicamente la pestaña de mi cartera, y ves las rentabilidades, pensarás que soy una máquina de ganar dinero, pero nada más lejos.

No creas que yo soy más listo que tu, yo tampoco lo creo. Quizás la única diferencia entre tu y yo, es que yo me he atrevido a dar el paso de invertir, salir escaldado, replantearme mi estrategia, y elegir la que más probabilidades tiene de hacerme ganar. Como verás, al principio mi única meta era hacerme rico, y cuanto antes lo fuera, mejor.

Ahora mismo, me he dado cuenta de que eso es casi imposible, por lo que he elegido el B&H, que aun no siendo fácil, es mucho mas tranquilo que hacer trading. Ahora lo que quiero es tener unas rentas mensuales, que me ayuden a vivir mejor. Mi objetivo es ganar 100€ al mes en 2020. Como verás, eso no es ser rico, pero lo considero una renta aceptable. El siguiente objetivo serán los 250€, 500€… y así ir subiendo hasta cubrir al 100% todos mis gastos.

Volviendo al tema, no creas que hay mucha diferencia de inteligencia entre tu y yo. Quizás la diferencia que haya es la aptitud.

Yo ya he perdido el miedo a perder, ¿Y tu?

Aquí viene ya el momento que todos deseabais. Podéis llamarme pardillo, poco espabilado por no verlo venir… Como queráis. Estoy contento de haber perdido, porque ello me ha hecho mejorar.

Al lío:

Gastos de custodia: 8.41€ a la basura directamente.

Y mis operaciones:

Detallemos:

En QUABIT, metí 660.86€ y las vendí por 486.33€. Lo que son -174.33€
En PRISA, metí 289.55€ y las vendí por 255.80€. Lo que son -33.75€
En URBAS, metí 313.62€ y las vendí por 184.80€. Lo que son -128.82€

Oiga, yo he venido a este blog a aprender a ganar dinero…

Para empezar a ganar, tienes que perder el miedo a perder.

El balance total es que, invirtiendo haciendo el bobo con 1264.03€, he perdido 337.10€ + 8.41€ de gastos de custodia. Total: -345.51€

De lo cual, saco las siguientes conclusiones:

En mi defensa diré, que no me cobraron por el chivatazo de Quabit y Urbas. En apenas unos meses perdí un 27% de lo invertido. Puedo dar gracias de al menos haber sido prudente y no hacer un all-in.

Y con esto, pongo punto y final al experimento de intento de hacerme rico. Aun habiendo perdido, considero que he ganado.

Un saludo a todos y no caigáis en el chicharro.