A petición de un lector, David, preocupado por su pensión, voy a hacer una entrada explicando como alguien puede empezar a invertir en acciones.

Voy a ir paso a paso, intentando explicar todo lo que hay que hacer. Si alguien no entiende algún punto, puede dejar un comentario o utilizar el formulario de contacto de la derecha.

Aclarar antes de nada, que el primer paso fundamental, mucho antes de abrir la cuenta broker, sería el de aprender sobre bolsa y elegir una estrategia.




Elección de Broker
Uno de los puntos básicos, y normalmente en el que menos solemos fijarnos. Si vamos a hacer B&H, es muy importante elegir un broker con las comisiones mínimas. En vez de decirte que broker has de utilizar, voy a hacer un listado de cada comisión y lo que significa:
  • Comisión de custodia: Una de las más importantes. Consiste en cobrarte por el mero hecho de tener acciones compradas. La comisión puede ser mensual, trimestral, semestral, anual…
  • Comisión por cobro de dividendos: También importante, consiste en cargar al cliente un cobro por gestionar el cobro de dividendos. Esta comisión se cobraría cada vez que una empresa nos reparta un dividendo.
  • Comisión de compra/venta de acciones: Es lo que nos cobran por cada operación finalizada en el mercado. Muy importante, si haces 3 operaciones en un día, pagas las 3 comisiones.
  • Comisión de traspaso de valores: Si queremos cambiar de broker, es la cantidad que nos van a cobrar por cambiar las acciones de depositario. Normalmente, se pagan al broker donde tenemos las acciones (emisor) y el receptor no cobra nada. Algunos brokers, realizan promociones para captar clientes, pagando todas o parte de las comisiones del traspaso.
  • Comisión por compra/venta de derechos: Igual que la anterior, pero en las compra-ventas de derechos. La comisión no tiene porque ser igual que la compra-venta de acciones, pero si coinciden en que 1 operación = 1 comisión.
  • Otras comisiones: Dependiendo del broker, te cobrarán por otras cosillas. Por ejemplo, el Banco Santander, en un intento de aumentar su BPA, te cobra por cada orden que introduzcas al mercado y anules, 6€ + iva. Es decir, si quieres comprar una empresa a 10€ e ingresas la orden y después quieres anularla para meter otra diferente o bien porque te hayas equivocado, te cargarán 6€ + iva.

Las comisiones que yo encuentro más importantes son, la de custodia y cobro de dividendos. Si yo quiero estar toda mi vida con mis empresas, no pueden estar cobrándome por el hecho de tenerlas, ni tampoco cada vez que cobre un dividendo.

La comisión de compra – venta también es importante, pero es mejor tener custodia gratis y pagar algo más por cada compra, que al revés.

Otras consideraciones al elegir nuestro broker

Mucho ojo con las promociones. Como dice la aseguradora roja, permiteme que insista. El banco NO es tu amigo. Puede ser que el señor de tu oficina te ofrezca unas condiciones buenas, pero que estas duren solamente 1 año (por ejemplo). El empleado muy ágilmente, te dirá que cuando acabe el año, al no existir permanencia, que eres libre de irte…

Y aquí es donde entra nuestra amiga la comisión de traspaso, donde muy probablemente te metan un viaje que lleve un abono de 10 partidas en los coches de choque de las fiestas de tu pueblo de regalo. Por lo que, las promociones muy bonitas, pero mirar siempre el precio que hay cuando se acaben, y hacer las cuentas con ese. Recordad que nosotros vamos a muy largo plazo.

Otra cosa a tener en cuenta, si usamos por ejemplo un banco tradicional como broker, son las posibles comisiones que tenga la cuenta asociada a la de valores. Me explico: Una cuenta de valores (donde se depositan las acciones), va siempre vinculada a otra cuenta de efectivo (o cuenta corriente). En esta cuenta, es donde cobraremos los dividendos y de donde saldrá el dinero de la compra, o donde nos enviarán el dinero de la venta de las acciones. En los bancos tradicionales, tienen la buena costumbre de cobrar por todo lo que pueden, esa cuenta puede tener comisiones, ya sean de mantemiento, cobro por envío de transferencias o lo que sea.

Estas comisiones, son totalmente independientes de las que puedan cobrarte por la cuenta de valores, y esto hay que entenderlo muy bien. Si te has fijado, ya hemos hablado de un posible cobro de mantenimiento de la cuenta de valores, y otro posible cobro por la cuenta de efectivo.

Hay que estar muy ágil aquí, y que no nos la cuelen. Voy a poner una situación hipotética:

Banco XXXX no cobra un céntimo por la custodia de sus propias acciones. Es decir, te venden la moto de que, teniendo tus acciones del Banco XXXX en su broker, no te van a cobrar su mantenimiento. Hasta ahí bien, y ahora viene la parte que no te explican.

Para tener la cuenta de valores, necesitas una cuenta de efectivo asociada. Esta cuenta, puede llevar comisión de mantemiento, por lo que aunque no paguemos por las acciones, si pagamos por mantener la cuenta asociada a ella. Por favor, tener mucho ojo con esto.

Tipos de cuenta de valores


Vamos a seguir con la lista de cosas que hay que tener en cuenta al elegir nuestro broker, después de todo, ¿Quién dijo que elegir un broker estaba chupado?
Existen dos tipos de cuenta de valores. Las que son nominativas, y las que son omnibus. Esta parte no la suele tener clara ni el señor que te atiende en la oficina (comprobado por un servidor personalmente en un banco tradicional, como si los hablaras del bolson de higgs)
Ómnibus: Las acciones, propiamente dicho, no están a tu nombre. El broker, tiene una cesta con las acciones de todos sus clientes, y unos apuntes internos donde dice cuales de esa cesta son de cada uno. Esta parte tiene mucha miga, y da para una entrada extensa.
Nominativas: Las acciones están registradas a tu nombre. En los registros de la empresa, el accionista eres tú.
¿Diferencias? Pues sí, algunas. En ambas cobrarás dividendos de la misma forma (aunque unos días más tarde por lo general en las ómnibus), y a efectos prácticos no cambia nada. A efectos teóricos la cosa si puede cambiar, según en que situaciones. No voy a extenderme en esta parte, pero si te voy a dar un consejo: Elige siempre nominativa antes que ómnibus, al menos en el mercado Español.
Si compramos empresas que estén fuera de nuestras fronteras, no he encontrado ningún broker nominativo. De todas formas, entre tener las acciones a mi nombre personal, a tenerlas en una cesta y que sea el broker quien me diga cual es mi parte, por muy bien que lo haga el broker, teniéndolas a mi nombre el margen de error es cero.

Una ventaja de las omnibus es que suelen tener comisiones de compra y venta más bajas, igual que las de mantemiento. Pero en la práctica hay poca o ninguna diferencia real, si buscamos el broker adecuado.

En la próxima entrada seguiré con esta temática,

Un saludo a todos y no caigáis en el chicharro.

Siguiendo con la entrada “como comprar acciones desde cero”, voy a seguir explicando paso a paso que hay que hacer para formar nuestra cartera.
Hemos hablado sobre la elección del broker. Ahora toca ver como comprar una acción y que tipos de órdenes existen:
Como sabrás, el precio de una acción se determina mediante el precio al que alguien tiene una orden de compra, y otro tiene su orden de venta. Se van casando las órdenes, y se determina el precio en base a esa oferta y demanda.
El precio, cuando está el mercado abierto fluctúa cada segundo, por eso es posible que desde que ves el precio de la empresa que quieres comprar, hasta que consigues llegar al apartado de compra, el precio ha variado a la alza o baja.

¿Como meter una orden de compra?
Existen varios tipos de órdenes:
  • A mercado:  Tu orden se lanza a mercado directamente. No eliges el precio.
Ejemplo: Quieres comprar 100 títulos de Enagas. En los 25.99€ hay 60 títulos a la venta y en 26€ hay 50 títulos.
Lanzas a mercado una orden de compra de 100 títulos, luego te compran los 60 a 25.99€ y los 40 que faltan a 26€. Al ejecutarte en 2 tramos, te cobran 2 comisiones.
Normalmente al ser poco volumen, lo normal es que nos compren los 100 títulos en un mismo tramo, pero a un servidor le han dividido la compra de 45 títulos en 2 tramos, justamente en Enagas.
  •  Por lo mejor: Tu orden se lanza a mercado directamente. No eliges el precio.
A diferencia de “A mercado” y usando el ejemplo anterior, si la primera compra te la ejecutan a 25.99€, intentarán comprar los 100 títulos. Si no es posible, no comprarán más acciones a un precio superior a este, por lo que si la siguiente venta está en 26€, no te comprarán más.
  • Limitada: Eliges el precio al que quieres comprar los titulos y se lanza la orden al mercado.
Solamente se comprará si llegan al precio que has establecido.
Hasta aquí, ya deberíamos saber que broker es el mejor para nosotros, y como ingresar una orden a mercado para hacer una compra. Ahora veremos como:
¿Como meter una orden de venta?
Tenemos 3 opciones para vender nuestras acciones. Aunque esto es un blog de B&H, también debemos entender que tipos de venta existen.
  •  Venta sin stops: Vendemos nuestras acciones con las mismas reglas que cuando las compramos, es decir, A mercado, Por lo mejor y Limitada. Se aplica en cada caso el mismo supuesto descrito arriba para la compra, pero vendiendo nuestros títulos. 
  • Venta stop loss: Consiste en crear una regla que determine cuando se venderá nuestra acción.
Ejemplo: Tenemos Abengoa a 1.20€ , y queremos que, si llegara el caso de que bajen a 1€, se nos active la venta automáticamente. Metiendo una orden stop-loss, si Abengoa llegara a 1€, se activaría la orden de venta, la cual puede ser: A mercado, Por lo mejor o Limitada.
  • Venta stop – profits: Similar al stop-loss, creamos una regla que determine cuando se venderá nuestra acción. La diferencia con stop-loss, es que la regla será: “Mayor que” y la cotización deseada.
Ejemplo: Tenemos Abengoa a 1€, y queremos venderla si llega a 1.20€. Para hacerlo, configuramos una orden stop-profits indicando que si el valor llega a ser superior a 1.20€, se active la orden de venta (la cual configuramos a la vez que el stop-profits). Esta orden de venta también puede ser A mercado, Por lo mejor o Limitada.
El plazo de validez de las órdenes en el mercado es de hasta 90 días (Especificando la fecha). Si no especificamos un plazo máximo de nuestra compra, si al cerrar el mercado el día de ingreso no se ha ejecutado pasaría a eliminarse automáticamente.
 En una estrategia B&H no tendría sentido alguno establecer órdenes de stop-loss, ya que si hemos determinado que Enagas es una gran compra a 20€, si baja a 15€ lo que tendremos que hacer es comprar más, en vez de vender las nuestras.

 En la próxima entrada intentaré explicar de la mejor forma posible las diferencias entre dividendos en efectivo, dividendos con scrip sin amortizar y dividendos scrip amortizando.

Un saludo a todos y no caigáis en el chicharro.