Hoy voy a escribir sobre los dividendos en Scrip, y la diferencia que hay entre ellos.

Lo primero, es ver

Qué es un dividendo en scrip
Dividendo scrip, o dividendo flexible como también lo llaman, consiste en otorgar un derecho por cada acción al accionista, gracias al cual el propietario puede escoger entre:
  • Vender sus derechos a mercado, sin retención de momento, al precio al que se negocie.
  • Vender sus derechos a la propia empresa, a un precio ya fijado. Lleva retención
  • Transformar sus derechos en nuevas acciones de la misma compañía.

Solamente teniendo esto en cuenta, podríamos decir que un dividendo en scrip es mejor que en metálico, porque te deja escoger la opción que más te convenga, pero…

¿Es mejor un dividendo en scrip?
Depende. Si has estado ágil, te habrás percatado de que en la opción 3, para proporcionarte las acciones, deben sacarlas de algún lado, y este lado es, creando nuevas acciones. Aquí está la cuestión del asunto, y en este apartado sabremos cuando un scrip es beneficioso y cuando no.
Para remunerar a sus accionistas, algunas empresas usan el citado dividendo scrip. A los accionistas que deciden transformar sus derechos en acciones, se les proporcionan acciones creadas de la nada.
Es decir, y como ejemplo, si la cantidad total de acciones de Repsol es de 1.000, y en el scrip crean 100 acciones nuevas, la empresa pasará a tener un total de 1.100 acciones.
Si tenias 100 acciones antes del scrip, eras el dueño de un 10% de la empresa. Si en el scrip, optaste por cobrar en metálico (cualquiera de las 2 primeras opciones), seguirás teniendo 100 acciones, pero tu porcentaje habrá disminuido, ya que ahora el total son 1.100, con lo que tendrías un 9.09% de la empresa.
¿Qué ha pasado?
La empresa al crear nuevas acciones, al escoger la remuneración en efectivo, hace que tu participación se diluya. Esta situación no es buena, ya que significa que tocas a menos % de posesión de la empresa, y por tanto, de sus beneficios futuros.
El ejemplo más claro de abuso de scrip dividend, es el del Banco Santander. El banco ofrecía un “dividendo” de 0.60€ en scrip, cuando su beneficio por acción no alcanzaba a los 0.30€, es decir, se permitía el lujo de ofrecer un pay-out de más del 200%.
¿Cómo era esto posible? Más del 80% de los accionistas escogían quedarse con acciones, con lo que la salida de caja era muy pequeña. La consecuencia de este uso desmedido del scrip ha ocasionado una multiplicación de más de x2 en la cantidad total de acciones solamente en 7 años, pasando de algo más de 6.000.000.000 a unas 14.316.632.805.
Podemos concluir, por tanto, que el scrip del Santander (y similares) no son beneficiosos para el accionista.
¿Cuándo un scrip es beneficioso?
Pues muy sencillo, cuando posteriormente, la empresa compra y destruye la misma cantidad de acciones que ha creado.
Pongamos el mismo ejemplo de antes, hay 1000 acciones de Repsol y en el scrip dividend crea 100 acciones para los que han elegido este método de pago. El total aumentaría a 1.100 títulos, pero posteriormente, Repsol compra a mercado esos 100 títulos y los destruye, haciendo que el total sea de nuevo 1.000 títulos.
Si seguimos el ejemplo de antes, cuando optamos por cobrar en efectivo, nuestro porcentaje en la empresa seguiría intacto, y tendríamos el dinero del dividendo en el bolsillo.
Si por el contrario hubiéramos optado por escoger acciones, tendríamos 110 acciones sobre un total de 1000, con lo que en vez del 10% de participación tendríamos un 11%, fruto del dividendo.
¿Scrip o efectivo?
De momento, lo más ventajoso fiscalmente hablando es el scrip con amortización, ya que te permite reinvertir el dividendo sin pasar por caja, o si prefieres, un pago en metálico. La legislación va a cambiar, y tendremos que tributar tanto si vendemos los derechos a mercado como si los vendemos a la propia empresa, a partir del 1 de Enero de 2017 (hasta entonces la venta de derechos a mercado no lleva impuestos). Aún así, será más ventajoso el cobro en scrip ya que nos ahorrará las comisiones que puedan derivarse de una compra de nuevas acciones, y podremos aceptar las nuevas acciones sin ningún coste fiscal.
¿Y la ampliación de capital de Abertis?
Como sabrás, todos los años Abertis hace una ampliación de capital liberada de un 5%. Eso quiere decir, que cada año, aumenta el total de acciones un 5%, y a ti como accionista te ofrecen o bien vender esos derechos a mercado, o bien suscribir los derechos por nuevas acciones.
Esto es diferente al ejemplo del Santander, porque Abertis es capaz de cada año ganar más dinero, con ello aumentar el bpa y ofrecer un aumento de dividendo año tras año, aunque no aumente la cuantía del mismo, gracias al efecto de tener más acciones año tras año.
Un saludo a todos y no caigáis en el chicharro.