Buenas tardes,

Sigo en la búsqueda de una cartera con empresas que tengan rendimientos crecientes, un buen trato al accionista, y que me hagan ganar dinero a largo plazo. Como sabréis, hace ya tiempo me deshice del Banco Santander, y hoy le ha tocado el turno a su compañero.

Cuando hacemos proyecciones de cuando alcanzaremos la IF, solemos pecar de optimistas (creo yo) y asumimos incrementos en unas cifras que se mueven entre un 5% y un 8%, dependiendo de lo optimistas que seamos. Ahora bien, aquí va un gráfico del BBVA:

Y aquí un gráfico del banco Santander:

 

Escalofriante… 20 años perdidos en bolsa. 20 años en los que quien comprara en 1997, hoy tiene la misma cantidad de dinero, pero con menos valor gracias a la inflación. Pero ahora me diréis: Los bancos van a ser muy rentables en los próximos años… Ya, ¿Y si no lo son? ¿Y si dentro de 20 años volvemos al mismo punto de partida? (Ambos gráficos están ajustados con los dividendos, con lo que tampoco con los dividendos han recuperado)

Nadie sabe que va a ocurrir en el futuro, lo que si puedo es ver el pasado:

Este gráfico, es el gráfico de nuestras simulaciones. Es un gráfico de una empresa ganadora, con más de 50 años seguidos de aumentos de dividendos. ¿Ya ha subido mucho? Pues si, pero alguien que compró en 1971, podría haber pensado que ya subió bastante cuando era el año 1990, 29 años después de su compra. Del 2002 al 2010 ha estado «plana»… Perfecto, buenos dividendos crecientes que se han llevado sus dueños.

Con la venta del BBVA he ganado 353€, que la verdad, no están nada mal. Casi un 12,2% de rentabilidad, me conformo. ¿Que podría ganar más si las siguiera teniendo? Probablemente, pero también puedo no hacerlo, y ya que desconozco el futuro, al menos voy a tener mi dinero en donde yo creo que voy a obtener más rentabilidad.

¿Qué haré con la venta? Pues bien, una parte se ha ido a Cobas, al fondo Selección. Otra parte, está de camino al Fondo True Value. Otra parte más la destinaré a seguir ampliando fondos, aún no sé si meteré un tercero o bien volveré a ampliar los que ya tengo. El dinero restante, lo dejaré mientras a la espera de una oportunidad de compra de alguna empresa que si crea que merece la pena tener en la cartera de largo plazo. Con esta venta consigo, por un lado desaparecer completamente del sector bancario, reducir mi exposición en España, y confiar en que Paramés y Alejandro lo harán mejor que el BBVA a largo plazo.

Buen fin de semana a todos.